icon facebook      icon mail     directoriounam

btn bib r  btn aula  btn estudiantes btn egresados

El telescopio que se instalará en la cima del cerro Sasahuine (distrito de Carumas), ya se encuentra en la ciudad de Moquegua. La Comisión Nacional de Investigación y Desarrollo Aeroespacial (CONIDA) entregó el conteiner del moderno instrumento de observación a la Universidad Nacional de Moquegua (UNAM) para que lo custodie temporalmente.

El presidente de la Comisión Organizadora de la UNAM, Dr. Washington Zeballos Gámez, expresó su satisfacción por la confianza depositada en la Universidad. “Lo tendremos hasta que se decida su traslado a Cambrune (centro poblado de Carumas) y reforzaremos la seguridad en el Campus”, señaló.

Además, recordó que la Universidad Nacional mantiene un convenio con el CONIDA y en el futuro esperan desarrollar diplomados, así como cursos de postgrado con el aporte permanente de los científicos que realizarán estudios en el Observatorio de la región Moquegua. 

Por su parte el director de astrofísica de la Agencia Especial del Perú del CONIDA, Walter Guevara Day, señaló que este telescopio tiene 1 metro de diámetro por 3,5 metros de altura. El más grande del Perú; pero cuando esté funcionando al 100% en la cumbre del cerro Sasahuine, se convertirá en el observatorio más alto del mundo, ya que estará a 4,570 metros sobre el nivel del mar.

Este instrumento permitirá observar estrellas con magnitudes débiles, clasificarlas por su edad y forma. También podrá registrar el movimiento de asteroides y hacer cálculos sobre el origen del Sistema Solar.

“Podremos observar el rango óptico. Imagínense que ponemos un foco de 100 watts en la superficie de la Luna, nosotros con este telescopio podríamos ver ese foco”, explicó Guevara Day en Moquegua.

En esa línea, el científico, comentó que el telescopio es de “apuntamiento muy fino”, por lo que no se podrá fotografiar el espacio; sin embargo más adelante se le podría instalar una cámara astrofotográfica para captar nebulosas y galaxias completas.

Se espera que en dos meses, el telescopio se instale en un ambiente temporal en Sasahuine y comiencen las primeras observaciones. En dos años estará construido el observatorio.

DATO: La región Moquegua, por su ubicación en el hemisferio sur, hace que la mayor cantidad del tiempo se encuentre debajo del centro galáctico. De igual modo, el cerro Sasahuine tiene la particularidad de tener noches despejadas y allí la masa de aire es delgada, lo que permite que la luz de las estrellas pase libremente y sin obstáculos.

Moquegua, 24 de septiembre de 2017

TELESCOPIO MOQUEGUA CUSTODIADO EN UNAM C